una profesión de vocación

Como lo oyes. La Automatische Informationsverarbeitung que diría un berlinés, o ciencia del tratamiento automático de la información, es una profesión vocacional. Tanto como lo son la medicina, las misiones evangélicas, los voluntariados, los becarios de los políticos,…

También es una profesión prostituída – ¿cómo dices? – lo que oyes.

Ilustrémoslo con algunos ejemplos:

  • un día te falla el coche, lo llevas al taller. – Hombre, Antonio, cuánto tiempo! Mira, que te traigo el coche, tu que entiendes de esto, a ver si me lo miras y me lo pones a punto-
    A los dos días te dice Antonio – oye que ya puedes pasar a recoger el coche, era la correa del piñón de ataque del box twentythree, Serán 400 euros, 120 la correa y el resto mano de obra, a 40 euros la hora –
    Y tu dices, joder con la correa, pero pagas los cuatrocientos sin rechistar.
  • un día vas al dentista con el niño. – Mira hombre, Daniel, que te traigo al chaval que dice que le molesta una muela… – A ver chaval siéntate aquí… Huuuy, que feo esta esto. Espera que le voy a hacer una radiografía… Vaya, pues mira, tiene tres muelas dañadas y varias caries por acá… En total serán unos 600 euros, 200 de instrumental, 200 de la radiografía y el resto mano de obra, a 60 euros la hora –
    Y tu te rascas el bolsillo y pagas los 600 agradecido que no haya que hacer un implante o una cirugía maxilofacial.
  • un día tomando una caña te encuentras al fontanero que además es albañil y muy apañadito de precio y le comentas que tienes ganas de quitar la bañera y poner un plato de ducha. Te hace un presupuesto en una servilleta – Pues mira, el plato, el alicatado, las tuberías, el sifón hidráulico, el pinganillo y luego desescombro, total 2200 euros. 1400 materiales, el resto mano de obra, a 36 euros la hora –
    Vaya que suerte, pensé que iba a ser más… – bueno, claro, esto sin iva…

Situaciones más o menos reales, ¿no?

Ahora mira:

  • Vas un día caminando por la acera disfrutando de los últimos días del verano… – ¿Hombre Fulano, cuánto tiempo! Oye mirameunacosina hombre, tu que entiendes tanto de ordenadores, no podías pasarte por casa y me pones al día el pc que no se qué le pasa que no va el windos y me ha dicho un amigo que eso se arregla formateándolo, pero yo es que soy negao pa esto de las computadoras. Ah, de pasos me metes el ofice, el spotifai y el squipe. Ah, de paso me miras el ruter que no va bien, cada día más lento, tardo casi seis horas en bajar una película… –
    – Nada hombre, no te preocupes; eso van a ser 160 de las licecias, desplazamiento a tu casa 40, más cuatro horas a 30 euros la hora… total 320 euros., iva aparte –
    – Coño Fulano, no me jodas, si eso está gratis en internet, y  cómo me vas a cobrar a mí si estudiamos juntos en EGB, si hicimos la mili juntos, hombre no tengas tanta cara…

Encima la cara la tengo yo.

Y qué me dices del giliflauta que te argumenta:

– Bueno, es que vosotros los informáticos os dais un bombo que ya os vale, porque hoy en día los ordenadores, con los programas tan avanzados que hay, lo hacen casi todo sólos, y cualquier usuario sin conocimientos maneja cualquier programa sin demasiada complicación, mira por ejemplo Office, que está hecho para que lo maneje hasta mi hijo de 8 años, que ya nacen hoy los niños con esa facilidad para los botones… –

– Pero grandísimo memo – piensas tu – si sólo eres capaz de mandar un email sin apenas dificultades y para escribir una carta tienes que entrar dos veces en YouTube a ver el tutorial para poner un párrafo a justificación completa. Y tu hijo de 8 años es un cafre maleducado que no sabe ni limpiarse los mocos.

¿Por qué es vocacional?

Porque todo ese trabajo que te llega de bobilis no te planteas ni ponerle precio porque, directamente, es que te gusta. Las cosas que se hacen por vocación se hacen por que sí, gratis, por la patilla, by de face.

Ay, Bill Gates, Steve Jobs que Dios te tenga en la gloria, Mark Zuckerberg, ¡cúanto daño habéis hecho que toda esta horda de nuevos tecnólogos se las dan de expertos porque saben apretar una pantalla táctil con un sólo dedo!. ¡Cuánto poder habéis puesto en manos de estos infieles, herejes protestantes de la linea de comandos de Linux!

He dicho.