caligrafia

caligrafía

Unas Navidades aparece mi hija María con una carpeta llena de trabajos de su asignatura de caligrafía. Eché un vistazo, sólo por curiosidad… Fue mi perdición. Desde que vi aquellos rasgos tan elegantes, tan antiguos, tan medievales, que se podían hacer sólo con un plumín y tinta china… Desde entonces he gastado mucha, mucha tinta, por no hablar de plumines de todo tipo de medidas y fabricantes, de palillos, de tarros de tinta de colores, cuadernos, hojas, hojas…

Mientras pueda sujetar mi Espada,

Yo seré tu Escudo.

María Salcines

He elegido este trabajo en formato A3 para ilustrar este post. El lema que ha elegido es muy sugerente, ese juego con las palabras espada y escudo… Grrr, me huebiera gustado que se me hubiese ocurrido a mí.